Potenciamos al aprendizaje a través del placer de moverse, de jugar, de expresar emociones y vivencias con el propio cuerpo.

Desde maternal se inicia el proceso gradual de lectura y escritura, viviendo éste como un proceso natural que permite a los alumnos ser autores de sus propios escritos logrando una comprensión efectiva.